TODOS LOS BERRENDOS LIBERADOS POR LA CONANP TENDRA DISPOSITIVO SATELITAL

Por Pedro Juárez Mejía

Tras informar que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), liberará en el transcurso del 2020, quince berrendos más a su hábitat natural en la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno, Jesús Montaño; Socio del Ejido “Matarranchos” y principal promotor de la recuperación del berrendo en la zona pacífico norte, destacó que todos los berrendos liberados contarán con un dispositivo satelital.

“La CONANP piensa liberar 15 berrendos para este año y a todos se les colocará un dispositivo satelital, para darles seguimiento”, expresó Jesús Montaño, quien precisó que actualmente, son 70 animales liberados, “mismos que nacieron en cautiverio en corrales ubicados entre Vizcaíno y Bahía Asunción, en una isla artificial que los protege de depredadores, gracias a que está rodeada por los canales de la Exportadora de Sal de Guerrero Negro y la Laguna Ojo de Liebre, en un sitio conocido como Estación La Choya”.

Resaltó que de estos 70, en los últimos cinco años, han nacido en el monte al menos 20 berrendos y aunque no hay registro sobre mortandad, se estima que sobrevive el 80 por ciento”.

Al respecto el Director de la CONANP en Baja California Sur, Benito Bermúdez, indicó que durante décadas, el principal depredador del Berrendo, fue el coyote, “incluso en los años 80 se llevó a cabo una campaña para despoblar la zona y de este modo proteger al berrendo, aunque los resultados no fueron favorables; le especie reaccionó con un fenómeno conocido como Alfa, reproduciéndose a una mayor velocidad, ante el peligro de exterminio”.

Tanto Jesús Montaño, como Benito Bermúdez, coincidieron al manifestar por separado, que en los cinco años que lleva a cabo, el proyecto de liberación de este animal a su hábitat natural los resultados son alentadores, aunque manifestaron su preocupación por un nuevo depredador del cual no se tenía registro; el cuervo.

“En los últimos años se han visto parvadas de cuervos atacando a los berrendos recién nacidos, a los que primero les sacan lo ojos para causarles la muerte y posteriormente devorarlos, siendo los meses de enero y febrero cuando se registra la mayor parte de las pariciones”, expresó Benito Bermúdez.

Citó que en el 2019 nacieron libres 9 ejemplares y 3 el año anterior, para un total de aproximadamente 20 en los 5 años que lleva el programa de liberación.

El funcionario federal indicó que se estima una población de 530 ejemplares entre machos hembras y juveniles, “de los cuales 70 ya están en su hábitat natural y el resto, protegidos en La Choya y la Reserva de la Biósfera Valle de los Cirios en el vecino estado de Baja California, a donde fueron trasladados de la Reserva de Vizcaíno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *