VISIÓN DE UNA SUDCALIFORNIANA

POR: SOFIA SUI-QUÍ GARCÍA.

ESTHELA PETTIT CABRERA, UN GARBANZO DE A LIBRA.

Baja California Sur, se ha distinguido por tener una historia de grandes obstáculos a vencer, donde ha prevalecido el empeño de significativos hombres y distinguidas mujeres, que se han propuesto lograr grandes y significativos objetivos, como asumir distintas responsabilidades y atender un sinnúmero de requerimientos necesarios en cada una de las etapas que les ha tocado vivir.

Y es precisamente en este contexto de aportaciones relevantes, que me permitiré hacer unas sinceras referencias de una mujer de increíbles atributos, entre ellos la sinceridad,  solidaridad, sororidad, colaboración, honesta a más no poder, franca, propositiva, trabajadora. capaz, pero sobre todo congruente, en el decir y el hacer.

Ella. ESTHELA PETTIT CABRERA, un verdadero ícono en la gestoría social, distintivo que lo lleva en la sangre, porque eso aprendió de su Sra. Madre y por supuesto de su Sr. Padre.

Quién no conoce en toda la zona del Centenario, Chametla y lugares circunvecinos a Esthela Pettit?. Creo que serán muy escasas las personas que no hayan recurrido a su generosidad por necesitar determinado medicamento, o buscar una prenda de vestir o calzado, en su bazar establecido desde hace muchísimos años al frente o a la entrada de su domicilio.

Hace 25 años aproximadamente, tuve la fortuna y la grata experiencia junto con el Profr. Franco Domínguez Verduzco, acompañar a la querida comadre Esthelita, a poner a disposición de la  comunidad el Dispensario Médico Enf. María Luisa Cabrera. De gran beneficio para quién va a surtir una receta por no contar momentáneamente con el recurso económico para acudir a una famarcia.

Su contínua posibilidad de apoyo en la  donación de medicamentos, se debe a que constantemente hace colectas, llama, solicita o gustosamente se los llevan a regalar, para que generosamente done lo necesario a quien precisa de esa ayuda.

Pone a disposición de quién así lo precisa, sillas de ruedas, andaderas, bastones, etc., etc.

Y qué decir de su bazar los 365  días del año?, he visto  en repetidas ocasiones en que llega una o dos señoras e inclusive señores o jóvenes, ya sea solos o con sus respectivos hijos/as a buscar una blusa, falda, pantalón, camisa, chamarrita, bolsa de mano, aretes, collares, pulseras, huaraches, zapatos, y en simbólicos precios, de $ 5, 10 ó 20 pesos ofrece la prenda requerida. Hace una labor social comunitaria  que no se magnifica como debiera de ser. Y que es de apoyo invaluable para toda la comunidad rural, incluso de la propia ciudad de La Paz, van a buscarla con la esperanza de obtener determinado producto.

No escapa a esta gama de apoyos, la venta a bajos precios de fruta, dulces regionales, verduras y hortalizas.

Generalmente los fines de semana prepara pozole, tamales, menudo,  para su respectiva venta.

Mujer incansable, de una sola pieza, generosa como es uno de sus códigos de vida, atiende diligentemente reuniones de trabajo partidario, reuniones sociales de su querida comunidad, participa activamente en todas y cada una de las actividades del Ejido El Centenario, siempre presente en la tradicional “Fiesta del Nopal”. Sería imperdonable no citar también, donde está su huella imborrable de aquellos años  en que  en esas tierras fueron tramitados sus títulos de propiedad e innegable su acertada participación.

Mujer que con su esposo al lado, ha  sabido conducir a su familia. Familia honesta, trabajadora, estudiosa,  unida, donde se hace oir y también escuchar la voz de Esthela Pettit Cabrera, su sapiencia genuina está a flor de piel, no se puede dudar.

Mujer de carácter fuerte, indomable, positiva y de grandes atributos, como fue formada y  así ha transmitido a las nuevas generaciones familiares estos valores  universales que la sustentan como una gran Sudcaliforniana.

Estar al lado de Esthela Pettit Cabrera, es abrevar de su historia personal, de sus capacidades, de sus enseñanzas, de sus orígenes y por supuesto apropiarse de sus trascendencias.

Comadre Esthelita, mi reverencia más sincera  para ti, mujer sudcaliforniana, mexicana  increible. Tu labor es inacabada, como futurista será siempre tu aportación, eres un verdadero orgullo de ciudadanía en esta mi entrañable Baja California Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *