VISIÓN DE UNA SUDCALIFORNIANA

POR: SOFIA SUI-QUÍ GARCÍA.

Y CONTINÚAN LAS EVIDENCIAS, DE QUE TODO LO QUE PROVIENE

DE GOBIERNOS DE SIGNOS PARTIDISTAS DIFERENTES, NO ES

DESEABLE, ACEPTABLE O CONVENIENTE.

En qué me sustento para expresar esto?. A que las evidencias  expresan lo que lamentablemente sucede diariamente en nuestra entidad federativa, ubicándonos por supuesto en esta tierra entrañable que es Baja California Sur, y que ojalá no ocurra en las otras 31 entidades del país. …”Pero por las vísperas, se imagina el día…”.

Por ejemplo, he citado en distintas ocasiones que todas las palmeras sembradas en el andador del Coromuel hasta el “Caimancito”, en el sexenio del Lic. Guillermo Mercado Romero, han carecido de atención y regado con periodicidad necesaria, por obvias razones, y con ello es lentísimo o casi nulo su crecimiento.

Poco ha faltado para que el área de los 4 molinos donde se ubica el Teatro de la Ciudad, también esté contemplada la demolición del mismo, porque no es de génesis partidista similar. La ausencia de  “la presencia física de los 4 molinos distintivos”, es una señal inequívoca de una realidad contundente.

Desde el XV Ayuntamiento Paceño y el actual XVI Ayuntamiento capitalino, todas las plantas sembradas en el boulevard “Forjadores de Sudcalifornia”, corren igual suerte dañina en la atención requerida, como urgente. La ciudadanía vemos con tristeza y preocupación, que acusan un abandono lamentable manifiesto en el secado paulatino de las mismas, solamente las palmeras continúan viviendo dada su propia naturaleza, pero ni tan siquiera se molestan en quitarles las hojas secas, para que mejore aunque sea un poquito la imagen urbana en esta zona de importancia vital.

El monumento a la madre, parques, fuentes, jardines, edificaciones de gran significación, así como áreas verdes, espacios de recreación familiar, infantil, corren y continuarán corriendo igual triste suerte, simple y sencillamente porque no fueron concebidas para su construcción o instalación en gobiernos de partidos políticos similares.

Carezco de información si esta errónea como abominable práctica, se presenta en los municipios de Mulegé, Loreto, Comondú y Los Cabos. Para infortunio nuestro, si es la constante en esta ciudad capital.

Y otro ejemplo por demás contundente del tema que nos ocupa, es la demolición de la fuente rectangular en la Plaza de la Reforma del Palacio de Gobierno de Sudcalifornia, construída en el período gubernamental del Ing. Narciso Agúndez Montaño. Y  que concluido éste dejó de funcionar, simple y sencillamente porque tenía la marca indeleble de un partido político opositor.

Posiblemente la clase gobernante actual no  cuenta con datos reales y precisos que un número considerable de familias acudían (acudíamos) tarde a tarde, a la Plaza de la Reforma a deleitarse/nos con la música hermosa, como nostálgica que se escuchaba, además de admirar el constante “sube y baja” del agua en este espacio que era de verdadero relajamiento familiar y personal.

En épocas decembrinas los villancicos eran un susurro hermoso para contagiarnos con la paz, tranquilidad, hermandad y deseos de mejorar lo actual y lo que normalmente esperamos para un año venidero. Surgía en nuestra mente y corazón una esperanza divina, en el nacimiento de ese ser maravilloso que murió en la cruz para salvar a la humanidad entera. Ni tan siquiera esto pudo motivarlos para dejar intacta o también mejorar la citada fuente.

¿Pero por qué, nadie expresa inconformidad alguna?., será porque carece de importancia el recuento de los daños, no está “inventariado” en nuestro cerebro  o código de vida?. Se le concede poca o nula importancia?. ¿O será la sentencia maligna y lapídaria que se deberá partir o iniciar de cero?. Otro ejemplo que nos lacera irremediablemente es la demolición de la Escuela Primaria “18 de Marzo”, donde inició sus labores administrativas y académicas la Universidad Autónoma de Baja California Sur, nuestra Máxima Casa de Estudios, y ni tan siquiera tuvieron el decoro de instalar un placa alusiva a ello, pero eso si convirtieron este espacio en un burdo,  horrible  y nefasto estacionamiento público, en verdad que son terribles por decir lo menos, estas absurdas como estúpidas decisiones.

Si se continúa por esta malsana y dañina ruta gubernamental, jamás contaremos como entidad federativa con monumentos históricos, vestigios que den cuenta de los esfuerzos y aportaciones generacionales y seguirán corriendo la mala suerte  de  ser extinguidos  como la pintura del General “Manuel Márquez de León” de proporciones considerables, que lucía majestuosamente en uno de los pasillos del Aeropuesto Internacional de esta ciudad Puerto de Ilusión, que por obra y magia desapareció irresponsablemente.

Por fortuna en la fachada de esta importante terminal aérea, están en un acrílico valiosos referentes de este ícono sudcaliforniano, magistralmente contextualizados por un extraordinario promotor de la cultura, escritor, poeta, ex oficial mayor del H. Congreso de Baja California Sur, Cronista Sudcaliforniano, conferencista magistral, maestro ilustre de la Benemérita Escuela Normal Urbana “Profr. Domingo Carballo Félix”, un verdadero orgullo de esta maravillosa sudcalifornidad, el gran, pero gran Dr. Eligio Moisés Coronado. Ejemplo innegable de ciudadanía positiva, que ha irradiado y enriquecido con su sapiencia, nuestra  verdadera  esencia. Negarlo por soberbia o egos personales, políticos y/o gubernamentales sería de superlativa mezquindad.

¿Por qué, o para qué BORRAR DE TAJO NUESTRAS RAÍCES?.

ES INCONCEBIBLE ESTE PECADO DE LESA  IDENTIDAD.

Hace escasos días escuché horrorizada comentarios acerca de las palomas de castilla o pitayeras que surcan nuestro cielo paceño, a escasos metros de altura, y se decía, que eran dañinas porque originaban con sus excretas amoníaco.

No podía creer esta terrorífica noticia, en muchos países de Europa, las grandes plazas se ven hermosísimas porque cantidad de estas aves, vuelan, toman agua en las fuentes distintivas de esos espacios, caminan por zonas adoquinadas, los turistas y todas aquellas personas que suelen sentarse en  las cómodas bancas, las alimentan generosamente. incluso los propios gobiernos construyen estructuras metálicas o de madera de forma piramidal las más comunes y frecuentes, para que ellas puedan anidar y exista la posibilidad de recolectar el güano que naturalmente producen, y lo utilizan los agricultores principalmente como abono, haciendo más productivas y ricas sus tierras para los distintos sembrados.

Y aquí en esta capital sudcaliforniana, se consideran maléficas. ¿Cómo entender este minúsculo criterio?. En verdad son inadmisibles, como carentes del  conocimiento básico al respecto,  esos retrógradas enfoques. Es verdaderamente imprescindible “hacer un guardadito”, y tener el recurso económico para adquirir cuando menos un libro cada seis meses o  cada año, para ilustrarnos acerca de “algo”, o “ poder decir para si mismo/a que contamos con cierta información”.

Este espacio que me proporciona generosamente el Sr. Pedro Juárez Mejía, no es un muro de lamentaciones, es una real posibilidad para poder externar la Visión de una Sudcaliforniana. Orgullosa de serlo y de tener la legitimidad de haber nacido en una comunidad rural, de este maravilloso estado que es Baja California Sur, y que constantemente se encuentra  sin rumbo fijo, sin metas establecidas, sin objetivos precisos, sin políticas públicas  necesarias como urgentes, y que la ciudadanía de a pie, requerimos constantemente. Ojalá que la Rosa de los Vientos nos conduzca a puerto seguro. Guardar silencio ante tantas atrocidades, es pulverizar este jirón bendito de nuestro México, que no puede por  ningún motivo, continuar siendo el …”brazo descarnado de la Patria…”, como lo apuntara Fernando Jordán, en el Otro México.   

Sudcalifornia cuenta con bellezas naturales incomparables, con una ciudadanía ávida de ser tomada en cuenta, y estar bien representada, pero desafortunadamente en un período gubernamental y en otro también, continuamos sin llegar a puerto seguro, así como la acumulación de un considerable número de asignaturas pendientes.

Si Dios nos concede vida y salud, en el próximo  2020, antesala del proceso electoral del año 21, volveremos a escuchar las mismas o similares rídiculas promesas de campaña y veremos los rostros de hombres y mujeres, mostrando una gran sonrisa, y en sus promociones políticas personales las y los distinguirá una humildad, amabilidad, simpatía, humanidad y don de gentes, que desaparecerá por arte de magia si son electos/as por la ciudadanía para el cargo que desean obtener por medio del voto.

Para concluir, esta es la historia real y no ficticia. Carta de Presentación distintiva de personas carentes totalmente de profesionalismo, ética y desconocimiento que la política es el camino idóneo para servir, y no para servirse de ella, ¿Pero cómo pedir peras a una palmera datilar?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *