VISIÓN DE UNA SUDCALIFORNIANA

POR: SOFIA SUI-QUÍ GARCÍA.

Y LA HORA DE LA CITA, CON LA HISTORIA DEL

PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL, LLEGÓ…

…”Nada en más peligroso que la verdad, en un mundo que miente.

Nada es más peligroso que el conocimiento, en un mundo que ha considerado el conocimiento como un pecado desde Adán y Eva…”.

Nawal, El Saadawi, Escritora Egipcia, 1983.

Para hablar de antecedentes, necesariamente se requiere recurrir a datos históricos.

El Partido Revolucionario Institucional, nace como ente político en 1929 como PNR, con el lema: “Instituciones y Reforma Social”; en 1938, se refunda como PRM, cuyo lema era; “Por una democracia de Trabajadores y en 1946 como PRI, con “Democracia y Justicia Social”.

En 60 años de hegemonía priísta estatal, pierde la gubernatura de Baja California, con Ernesto Ruffo Appel, primer gobernador de oposición al PRI, por el Partido Acción Nacional. Fueron las elecciones estatales de B.C.  de 1989.

En el año 2000, con Vicente Fox Quesada, también del PAN, se pierde la Presidencia de la República Mexicana.

Datos por demás relevantes en el caminar político del Partido Revolucionario Institucional. Partido en el que he militado toda mi vida. Y siempre he sido y seré orgullosa de mi pertenencia política.

Desafortunadamente continúa siendo rehén de ambiciones de grupo, familiares y demás, que nos han llevado a la derrota continua en las urnas, en uno y otro proceso electoral.

El domingo 11 del presente mes de agosto de 2019. Se llevaron al cabo las elecciones para elegir la nueva dirigencia nacional de este partido político

Según información dada a conocer por distintos medios nacionales de comunicación,  Alejandro Moreno Cárdenas, es el candidato que ganó la elección partidista.

Debo precisar categórica que no acudí a votar por una u otra fórmula de las 3 que contendían por esta altísima responsabilidad, mi decisión obedeció a que cada día compruebo con pesar, que tal parece que en el propio partido, se está con la visión o consigna de borrar del mapa político mexicano al Partido Revolucionario Institucional.

Estoy segura de las múltiples críticas que recibiré por atreverme a hacer esta puntualización.

Pero como cité al principio, …”nada es más peligroso que la verdad, en un mundo que miente…”.

El PRI, que como gobierno en sus  responsabilidades, ha sido el partido de las instituciones de México, del basamento sólido de diversos programas sociales, políticas públicas acertadas en educación, cultura, deporte, salud, investigación. Que ha creado, impulsado, a distintas universidades, tecnológicos, centros educativos del más alto nivel, que ha suscrito acuerdos internacionales de relevancia mundial, etc. etc.

El PRI, que hace años fue secuestrado por entes políticos que lo han dañado hasta sus entrañas, hasta la médula. Han pisoteado los documentos básicos, han arrastrado por el lodo de la indecencia, de la corrupción, de la impunidad su propia historia.

Se han enriquecido, acumulado su poder político sin límite alguno y masacrado la confianza de la real militancia, como de aquellas personas que han simpatizado con este proyecto político de nación.

A pesar de todo, en la actualidad el PRI es el único partido nacional que tiene estructura sectorial y territorial en todo el país. Esto no se puede negar, ha tenido la suficiente membresía hasta para conformar otros partidos o movimientos con quiénes han abandonado sus filas, por diversos motivos, o por acuerdos que los han beneficiado y continuarán haciéndolo enormemente, …”muchísimos botones para muestra…”.

La hora de la cita, con la historia ya sonó. Aquí existe dos  posiciones u opciones reales. Retomar la esencia priísta y ser copartícipes de enderezar el rumbo, o ser cómplices en desaparecerlo políticamente hablando, para que en nuestro adorado México, de hoy en adelante, exista el bipartidismo.

De acuerdo a tendencias políticas nacionales, todavía cuenta con una membresía representativa, pero lamentablemente la simpatía de las y los votantes de la República Mexicana, apenas es de un  10%.

Por qué hemos llegado a estos terroríficos números?. Simple y sencillamente porque la ciudadanía mexicana llegó al hartazgo de tanta simulación, ambición de poder, alejamiento con la base social, tantos nuevos/as ricas, corrupción, complicidad e  impunidad al más alto nivel.

Además del silencio sepulcral de muchos/as políticas priístas que no  dicen o expresan nada, absolutamente nada, de lo  que sucede en nuestro país. Porque  ciertos/as están que a  la más mínima confrontación, posición o declaración, serán objeto de una serie de  investigaciones de diferentes faltas y delitos en los que han incurrido.

Por eso el propio  silencio personal, los y las delata. Debido a esto guardan una actitud de sumisión o invisibilidad a modo, que hace el señalamiento  por si  solo. Como resultado se vuelven comparsas o simples y burdos adornos, que no lucen, sino que son evidencias de un desempeño grotesco, impropio, mezquino y desleal.

En qué calidad moral, política, profesional o familiar, se pueden escudar?. En ninguna por supuesto, porque han defraudado a la sociedad de las 32 maravillosas entidades federativas, de nuestro grandioso México.

Cotidianamente se expresa: …”que los roedores, abandonan el barco cuando se está hundiendo…”, jamás y por ningún motivo, nunca perteneceré a esa fauna nociva.

Aunque día a día, sufra la discriminación política dentro de mi mismo partido, como fuera de él, discriminación que se ha vuelto una constante tristemente presente en mi vida diaria. Pero aun así, continuaré siendo siempre: ORGULLOSAMENTE PRIÍSTA…Eso abrevé de mí siempre recordado papá y es  un  legado a mi descendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *