“EL SILENCIO DE LOS INOCENTES”

Por: Héctor Murillo Aguilar

El silencio de los inocentes (el silencio de los corderos nombre original) es una película de suspenso estrenada en las sales de cine en el año de 1991 fue dirigida por Jonathan Demme y protagonizada por Jodie Foster y Anthony Hopkins en los papeles de Clarice Starling y Hannibal Lecter respectivamente.

Entre otros prolegómenos de la reseña cinematográfica, más menos de eso trata la película. Empero la película real (Lo que acontece en la vida real) y que la mayoría de la población calla o guarda silencio (Discurso Silencioso) y lo anterior, no tan solo en México, sino en cualquier país.

Engran medida, la estructura social, económica y política del mundo, ha sido sostenida y preservada por el DISCURSO DEL SILENCIO y no por el DISCURSO ORAL o por el DISCURSO ESCRITO.

Solo mencionaré un ejemplo de lo anterior:

Las revoluciones Liberales en el Mundo en los siglos XVII, XVIII y XIX y luego la Revolución Socialista a inicios del siglo XX, lo cual esquemáticamente configuró la confrontación entre socialismo y capitalismo y para lo cual se elaboraron millones de libros, revistas, artículos y miles de cerebros humanos para lograrlo, en los hechos ¿hacia dónde ha evolucionado el mundo en el siglo XXI?

Prácticamente o en los hechos, no existe ningún país CAPITALISTA o SOCIALISTA cien por ciento PURO, lo que existe realmente en todo el mundo es una especie de ECONOMÏA MIXTA, que permite o regula cierta apertura económica hacia el exterior y cuyo régimen de gobierno sea Liberal, Socialista o Populista, lo direcciona o lo rotula ideológicamente.

Durante los siglos que he descrito, existen por así decirlo dos grandes historias, la historia de los diversos gobiernos y personajes afines y la historia de las clases, masas y pueblos.

No obstante que el discurso Silencioso de los segundos es inmensamente grande y vasto y el de los gobernantes, pequeño y reducido; el discurso prevalente ha sido el de los gobernantes y no de los otros. ¿A qué se debe lo anterior? En primer lugar a que la teoría del poder aquí o en cualquier lugar, siempre se ha ejercido y seguirá por séqulo y sequlórum ejerciéndose por una minoría organizada y en segundo lugar a que las masas el pueblo o las clases subyugadas han carecido y carecen de información, conocimiento, organización y recursos.

Podríamos afirmar que el mundo y la sociedad no han logrado avances substanciales, no porque no existan o no se conozcan, sino porque el DISCURSO SILENCIOSO de quienes tienen y ejercen el poder ha prevalecido sobre el vasto y numeroso porcentaje de la  población, cuyo discurso silencioso nadie oye, conoce,  comprende o le interesa ejecutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *