VISIÓN DE UNA SUDCALIFORNIANA

POR: SOFIA SUI-QUÍ GARCÍA.

¿RENUNCIAR VOLUNTARIAMENTE A SU NACIONALIDAD, A SU PARTIDO POLÍTICO DE ORIGEN Y A SU CREDO RELIGIOSO, SERÁ UNA DECISIÓN PERSONAL DE GRAN SIGNIFICACIÓN?

Cito estas 3 posibilidades porque desafortunadamente se encuentran presentes en el diario vivir de un sinnúmero de mexicanas y mexicanos.

Con ello no estoy criticando a nadie, ni mucho menos me considero juzgadora de una acción que está presente en la cotidianidad de la vida, en este adorado país que es nuestro entrañable México.

Hace escasos días, escuché una noticia televisiva y también leí en algunos diarios nacionales que la esgrimista queretana Paola Pliego, que vive en Italia,  renunciaba a la nacionalidad mexicana, para naturalizarse uzbeka y portar ahora los colores de Uzbekistán. ¿Alcanzar un sueño en las contiendas deportivas del nivel que sea, justifica renunciar a su nacionalidad?.

Desde mi muy particular punto de vista, sin ser extremista ni muchísimo menos jueza al respecto, renunciar a ser mexicana es como mutilar sus ancestros, sus códigos de vida, sus raíces, su propia existencia.

Cambiar de partido político constantemente, tal vez sea justificable para muchos seres humanos que buscan en su propia persona y en su colectivo, lo que es más redituable en todos los sentidos.

Dejar el credo religioso, punto de partida familiar, será posiblemente buscar satisfactores, esperanzas o alternativas de refugios espirituales.

¿Sean unos enfoques distintos  o razones diversas de ello, cómo dar una explicación coherente a su descendencia en lo particular,  a familiares, amistades y demás?. 

Posiblemente se me juzgue con dureza y sea severamente criticada por lo que aquí apunto, pero son 3 rubros que personalmente jamás dejaría de lado en mi existencia terrenal.

Mi orgullo de mexicanidad y por ende de sucalifornidad rebasa todos, absolutamente todos los límites. Así como la firmeza  de mi religión católica.

Mi pertenencia partidista  priísta no está a discusión, pero aquí cabe precisar que tengo entrañables amistades con muchas personas que  militan en distintos partidos políticos, diferentes al propio, y con gran satisfacción sinceramente me jacto de ello. En este punto, quiero hacer un público reconocimiento a cinco funcionarios/as, de Morena,  a los/as Licenciados/as: Alejandro Iván Mota Trasviña, Secretario General, a la Síndica Municipal Martha Judith Páez Osuna, al regidor Pavel Castro,  a  Marlen  García Alvarado, Directora  del Instituto Municipal de la Juventud, seres humanos de una corresponsabilidad manifiesta y humanismo a flor de piel y por supuesto al Presidente Municipal Lic. Rubén Gregorio Muñoz Alvarez, por la excelente propuesta presentada a Cabildo, para que los restos del inolvidable SR. FRANCISCO KING RONDERO, estén en la Rotonda de los Sudcalifornianos Ilustres. Por méritos propios, trascendencia y justicia ciudadana, así debe de ser de manera incuestionable.

Estos actos, estas acciones son en realidad relevantes, porque debemos tener memoria histórica, rendir homenaje a quién o quiénes lo merecen, y recordar siempre QUE HONRAR, HONRA. 

Por qué puntualizar esto? Porque ello evidencia una vez más,  que la convivencia política es saludable y benéfica para todo conglomerado ciudadano. Ya que podemos pensar diferente, pero siempre reconocer a quiénes merecen que sean resaltados sus méritos por justicia propia, Y no son solamente estas 5 personalidades que  cité, sinó que son un número muy considerable de hombres y mujeres que son de distintos signos partidistas que reconozco, admiro y guardo para ellos/as un verdadero afecto personal.

¿Para qué entrar en una dinámica de descalificación,  diatriba,  encono, polarización, SI PODEMOS Y DEBEMOS PRATICAR LA POLÍTICA MEDIANTE EL ENFOQUE DE CIENCIA Y ARTE?

Desafortunadamente día a día constato con tristeza, que lejos de que nos hermane nuestra mexicanidad, continuamos ubicándonos como ciudadanos/as de primera, segunda, etc., etc., sin realmente considerar  que la nacionalidad mexicana, es multiétnica-cultural-política y social. Y por ello debe correr por nuestras venas la sangre ORGULLOSAMENTE MEXICANA. Ojalá y algún día así se visualice  y dejemos atrás y para siempre el contexto actual que nos está dividiendo irremediablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *