“LA UNIVERSIDAD PÚBLICA DE MÉXICO EN EL SIGLO XXI” (III)

Por: Héctor Murillo Aguilar

Hemos intentado en apretada síntesis multisistémica,  enunciar la importante, trascendente y primordial función de la Universidad Pública tanto en el S. XX como en el s. XXI. Su indiscutible liderazgo con respecto a la Educación Superior Privada, su gran contribución a la movilidad social durante el siglo XX, empero su gran defecto al crear y fortalecer el centralismo educativo, de favorecer la desproporción del abordaje de carreras sesgadas a las ciencias sociales en detrimento de las ciencias naturales, fácticas o duras; de la profusa publicación de obras escritas en detrimentos de la generación de inventos, marcas o patentes, la de utilizar un tipo de AUTONOMÏA que en muchas ocasiones era considerada como COTO para la ineficacia, la CORRUPCIÖN y la OPACIDAD de grupos con supuestos compromisos “Sociales” o “Ideológicos”, pero en la práctica se evidenciaron como GRUPOS DELINCUENCIALES, incrustados en la educación superior de México.

Estamos hablando de la Universidad Pública de México en el siglo XXI, por lo tanto, no estamos evaluando ni a la Universidad Privada del País ni del extranjero, a la cual tenemos un profundo respeto, pero en ningún caso es comparable ni por su cobertura, calidad y compromiso con aquella.

Dentro de las fortalezas construidas por la UNAM durante el siglo XX, fue la de incursionar con sedes, agencias o representaciones en diversas partes del mundo, será conveniente multiplicarlas a través de las representaciones diplomáticas o de la participación en agencias internacionales o supranacionales de la ONU y la UNESCO, de tal suerte, que prevalezca la pluralidad cultural y pluriversidad del conocimiento.

Solo me resta establecer tres tipos de consideraciones: Primera: de las propias INSTITUCIONES DE EDUCACIÖN SUPERIOR, segunda; del Sistema de Educación SUPERIOR, tercera: DEL ESTADO con respecto a la Universidad.

Primera: *Creación de Modelos Educativos Específicos por cada IES,

Autonomía responsable y congruente con su naturaleza y objetivos. * Incremento de cobertura física y académica. *Incrementar financiamiento propio.

Segunda: *Creación de un sistema nacional de Evaluación. *Creación de un sistema  nacional de capacitación Docente. * Diseño de un sistema simplificado de generación de Marcas, Patentes y de Invenciones.

* Establecimiento de un sistema de Redes Académicas y de movilidad docente y estudiantil. * Fortalecimiento de la Universidad Virtual. Desaparición – Creación  en automático de carreras y profesiones caducas o desfasadas y creación de nuevas y necesarias según las necesidades de la producción y el conocimiento.

Tercera: *Expansión y diversificación de la Educación Superior. * Expander y consolidar la infraestructura de la educación superior. * Planeación y Coordinación Creativa de la Educación Superior. * Mejorar el marco Jurídico-Laboral de la Educación Superior. * Oferta de mayor número de plazas de TC y reducción de MT Y Asignaturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *