La Arenga

Por Juan Carlos Méndez Ramírez

UABCS: Complot Mongol

Ahora sí que retomando la tesis del complot tan bien utilizada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, nuestra máxima casa de estudios la UABCS es víctima de “El Complot Mongol” -novela policiaca, 1969, Rafael Bernal-, por la fuerte carga de insidia institucional y los intereses oscuros de la política local que están tras bambalinas, de la ya famosa “iniciativa ciudadana” presentada por 3 desconocidos, ahora ya famosos, para cambiar a modo la Ley Orgánica Universitaria.

El complot mongol, apunta hacia sus autores, el ex rector Jorge Vale Sánchez y la actual Maestra Edith González Cruz, ambos comparten la profunda ambición de volver a tener el control de la UABCS, tal como sucedió en el rectorado corrupto de Vale Sánchez, ambos reconvertidos ahora al morenismo… ambos tirándose al suelo como víctimas de un rectorado malo, abusivo, amenazante, nada más falso, sobre todo en el caso del pervertido y ladrón de Jorge Vale, quien si tuviera tantita vergüenza no anduviera llorando una necesidad más falsa que la de un pedigüeño de esquina. 

El Congreso del Estado, corre el riesgo de quedar entrampado en un complot que nada bueno le deja, al menos que, se esté tomando muy en serio, eso de atender con prontitud a dos alumnos y un maestro jubilado, en lugar de dialogar y tomar en cuenta: Primero a los representantes legítimos de la comunidad universitaria sudcaliforniana, representados en su Consejo General Universitario, tal como está establecido en las normas jurídicas vigentes. 

Muy atinada la opinión del exgobernador Leonel Cota Montaño, en el sentido de que dos o tres personas, no pueden suplantar a toda la comunidad universitaria, ni mucho menos vulnerar su autonomía para intentar violentar el proceso sucesorio que se vive al interior de la UABCS, en todo caso cualquier reforma al marco normativo de la universidad deberá hacerse en tiempo y forma, con el concurso de todos los universitarios, y no haciéndolo a sus espaldas tipo golpismo legaloide. 

En política, la terquedad es una pésima consejera, sobre todo cuando no se miden bien a bien las consecuencias que una mala decisión política produce, sobre todo para un proyecto como el de MORENA que no tiene por qué cargar con los problemas de Jorge Vale, menos entrometerse en un pleito ajeno, ni tampoco ser parte del complot mongol contra la UABCS, porque si se pone todo eso en la balanza puede perder mucho y ganar muy poco. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *