La diabetes está pasando de ser una emergencia sanitaria a una emergencia financiera

En México, la diabetes está pasando de ser una emergencia sanitaria a una emergencia financiera, lo que nos está llevando a tomar serias decisiones entre invertir en salud o pagar por la enfermedad.

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes (FID), hasta el 18% de los adultos en México tiene diabetes. Esta es una de las principales causas de muerte en el país y el INEGI registró más de 106,000 muertes por diabetes en el 2017.

Estos decesos, además de ser prematuros, son precedidos por un periodo largo y costoso de discapacidad severa. La diabetes es la primera causa de ceguera prevenible en el adulto en edad productiva, la primera causa de insuficiencia renal terminal, la primera causa de amputaciones no traumáticas en extremidades inferiores y la principal causa de infartos al miocardio.

Ante tal panorama, Yiannis Mallis, Director General de Novo Nordisk México, explicó que “el impacto que tiene la diabetes en este país es muy importante, ya que ha pasado de ser una emergencia de salud a una emergencia económica; sabemos que hay casi 14 millones de mexicanos con diabetes y de ellos sólo 7 millones conocen que la tienen y de ellos sólo un porcentaje muy pequeño está en control.”

Agregó que “existen muchas complicaciones de salud por causa de esta enfermedad y México, en muchos de los casos, es el primer lugar en América Latina en complicaciones como retinopatía, nefropatía, amputaciones y complicaciones cardiovasculares, lo cual es lamentablemente por la velocidad que ha tenido esta enfermedad en términos de penetración entre la población, así como en el manejo no adecuado del padecimiento.”

México ocupa el 1er lugar a nivel mundial en sobrepeso y obesidad y el 5º en prevalencia de diabetes. Sólo 2 de cada 10 personas diagnosticadas con diabetes están en metas de control, lo que es necesario para disminuir el riesgo de complicaciones.

Se estima que por cada $100 pesos gastados en diabetes, $93 pesos se deben a complicaciones, sólo $7 pesos se invierten en tratamiento y consultas.

Con el manejo actual de la diabetes, se estima que para el 2030 se necesitará triplicar el presupuesto actual en salud para atender la enfermedad y sus comorbilidades.

“El sistema de salud está gastando en las complicaciones, cuando lo mejor sería invertir en prevenir que estas aparezcan. Para que una persona con diabetes viva una vida sin complicaciones necesitamos trabajar en colaboración con el Sistema Nacional de Salud y la sociedad civil organizada en 5 áreas esenciales: Diagnóstico oportuno, tratamiento adecuado y suficiente, educación de los profesionales de la salud, educación del paciente y manejo integral de la enfermedad,” explicó Yiannis Mallis.

Agregó que está demostrado que “una reducción de 1% de hemoglobina glucosilada disminuye el riesgo de complicaciones de diabetes y puede resultar en un ahorro de $197 mil millones de pesos para el 2030.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *