Agrava la desigualdad el déficit de estancias: Saldaña

Agrava la desigualdad el déficit de estancias infantiles y concentrar el ejercicio de la función pública en la “austeridad”, es una óptica miope que transgrede los derechos de la mitad de la población mexicana. Menos espacios en las estancias, es disminuir las oportunidades de ellas en el terreno económico.

 Son las mujeres quienes se verán afectadas y además, en su mayoría son mujeres no asalariadas; así se pronunció la Senadora Guadalupe Saldaña Cisneros luego de anunciar que se espera la visita en el Senado por parte de las titulares deéstas estancias y que provienen de distintas partes del país ante la preocupación y la incertidumbre generada.

El Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019, presupuestó para las estancias infantiles solamente 2 mil 41 millones de pesos, cuando en el último año se recibieron 4 mil 70 millones de pesos. La caída en la asignación presupuestal ha derivado en brotes de inconformidad, algunos con manifestaciones públicas de reclamos y otros con incertidumbre y preocupación generalizada ante la problemática de no contar con espacios suficientes o peor aún, del recorte de los ya existentes. Al respecto la fracción parlamentaria de Acción Nacional y Senadoras de otros Grupos Parlamentarios, se han abocado a discutir las alternativas de solución ante una situación que acrecentará la desigualdad.

Lupita Saldaña abundó sobre los estudios que existen en México y en el mundo, donde se ha analizado con rigor metodológico las implicaciones que conlleva el trabajo doméstico y de manera particular la obligatoriedad cultural del cuidado y la crianza de las y los menores como una responsabilidad casi exclusiva de las mujeres. Actividades que no tienen reconocimiento, ni valor social, pero que también impiden que ellas se incorporen a la fuerza laboral ante la circunstancia de no tener una oportunidad para dejar al cuidado de otras personas a sus hijos e hijas. Saldaña Cisneros expresó que la conformación del Senado de la República por primera vez en la historia alcanzó cifras paritarias, gracias a mecanismos que permitieron facilitar el acceso de las mujeres para alcanzar esta participación. “La lucha de muchas décadas para abatir las condiciones de pobreza y desigualdad histórica de las mujeres, enfrenta hoy día un grave retroceso. Cada mujer trabajadora, cada madre joven, que se ve obligada a elegir entre dejar su empleo o autoempleo porque no tiene dónde o con quién dejar a sus hijos, es un retroceso. Es al mismo tiempo, condicionarla a mantenerse en situaciones de sumisión y vulnerabilidad económica”, subrayó la Senadora.

En instrumentos internacionales como la Plataforma de Acción Beijing adoptada por la Cuarta conferencia Mundial sobre la Mujer, la Conferencia Regional de la Mujer de América Latina y el Caribe y diversos organismos nacionales, han documentado ampliamente la necesidad de políticas públicas que contribuyan para que las mujeres se incorporen a la fuerza laboral con remuneración. Dichos instrumentos han recomendado desde hace más de dos décadas, adoptar medidas legislativas que favorezcan al desarrollo económico de las mujeres, siendo las estancias infantiles uno de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *