VISIÓN DE UNA SUDCALIFORNIANA

POR: SOFIA SUI-QUÍ GARCÍA.

 

PRÁCTICAMENTE A MITAD DE ENERO DE 2019

 

Dios en su infinita misericordia ha permitido que iniciemos un año más, deseando de manera muy particular, lo mejor de la vida, la vida misma,  con salud y bienestar familiar para la ciudadanía de este bello estado que es Baja California Sur.

Culminamos 2018, con una serie de situaciones nacionales que han dejado a propios y ajenos varias interrogantes. Y a escasos días de enero de 2019, se han presentado cantidad de sucesos, desafortunadamente muchos de ellos lamentables como dolorosos.

Baja California Sur, esta tierra bendita no ha  sido la excepción. Continúan los robos a vehículos, casas habitación, fallecimientos por distintos motivos, así como la vigencia del IVA al 16%, la  somnolencia política en varios partidos, calles, avenidas y boulevares citadinos en pésimas condiciones, entre otras realidades estrujantes para la ciudadanía en su conjunto.

A nivel nacional una visión desde dos puntos de vista como suele darse cotidianamente y por así convenir a intereses políticos partidistas. Los que justifican todo y los que hacen severos  señalamientos algunos sin la objetividad correspondiente.

No soy analista política, ni pretendo serlo, pero a simple vista se palpa una inquietud ciudadana aderezada con interrogantes y más interrogantes.

Entre las que desafortunadamente podemos citar un número considerable de ejecutados en uno y otro estado de la República Mexicana, el problema de los migrantes en territorio mexicano y la amenaza que muy pronto, nuevamente un número importante de centroamericanos tratarán de cruzar territorio nacional, para  poder lograr llegar a Estados Unidos, las declaraciones aberrantes del Presidente de ese país, en respuesta a todavía no lograr el monto requerido para la construcción de su famoso muro, así como los insultos recurrentes de los que  hace gala sin el más mínimo respeto para nadie, absolutamente para nadie.

El destape histórico de la cloaca más fétida en la historia de Pemex, de verdadera vergüenza para los y las mexicanas que nos preciamos de serlo, y las ganancias insultantes para los traidores a la Patria, porque eso son al volverse multimillonarios robando  indiscriminadamente a nuestro gran país que es México.

El desabasto de gasolina en varios estados de la República Mexicana, que  sufren día a día la carencia de este indispensable recurso para movilizar cualquier transporte, hasta los básicos de emergencias como son ambulancias o camiones cisternas de los heroicos cuerpos de bomberos, poniendo en peligrosos riesgos a la ciudadanía de estos estados.

Además del absolutismo reflejado en una serie de declaraciones y demás, que  en ocasiones debieran ser más reflexionadas o matizadas por entes políticos que desafortunadamente se conducen con poca o nula sensibilidad social o ciudadana.

Creo que mucho hay por aprender, captar, reflexionar para profesionalizar al más alto nivel las acciones a realizar en uno y otro contexto.

Para concluir, que la rosa de los vientos nos oriente a mejores espacios futuristas, donde prive el entendimiento como el razonamiento que somos mexicanos y mexicanas que merecemos vivir sin signos partidistas que nos orillen a la diatriba, al encono, a la visceralidad, al egoísmo y como enemigos, que es desgraciadamente el denominador común existente en esta cruda como cruel realidad, que enfrentamos día a día en este extraordinario país  que es México, nuestro adorado México.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *