VISIÓN DE UNA SUDCALIFORNIANA

POR: SOFIA SUI-QUÍ GARCÍA.

 

IMPOSIBLE NO TRATAR EL TEMA ELECTORAL.

 

En verdad la ciudadanía sudcaliforniana, no podemos permanecer al margen de lo que continuamente se presenta respecto al tema electoral que tiene invadido a los distintos medios de comunicación y a las redes sociales.

Se ha llegado al límite de todo, en cuanto a tolerancia, descalificaciones, acusaciones, falta o nula discreción, ética, sentido común, congruencia en el decir,  el hacer y así sucesivamente hasta presentarse acontecimientos verdaderamente vergonzosos como aberrantes.

Y en ese abanico de sucesos increíblemente lastimosos se ha reverenciado a personas que considero no merecen tal sumisión o subordinación como besar la mano de alguien que hasta se ha ubicado como redentor de la nación mexicana.

El 8 de marzo conmemoraremos el Día Internacional de la Mujer, lucha de muchísimos años por lograr una serie de objetivos, llegar a metas precisas, cambiar o modificar la legislación de varios países, entre ellos nuestra grandiosa República Mexicana y esta entrañable tierra Baja California Sur.

Desafortunadamente continuamos constatando que muchas, muchísimas mujeres son violentadas, manipuladas, subordinadas y ubicadas en posición de desventaja social, política y gubernamental.

Siempre me he preguntado y jamás he encontrado una respuesta acerca de que no hay un ser humano en el mundo  que no haya nacido de una mujer, luego entonces por qué la falta sistemática de respeto a nuestro género?.

Si se quiere ofender a alguien con la mayor soltura, desparpajo pero sobre todo naturalidad expresan: “…hijo/a de tu….madre”, y eso es poco o casi nada en comparación con todas las expresiones cotidianas y ofensivas.

Si una mujer va manejando e incurre en un error.  Inmediatamente le gritan: “…mujer tenías que ser…”. Será que estos hombres no tienen madre, hijas, hermanas, primas, sobrinas, cuñadas, concuñas, vecinas o amigas?.

Pero además de todo lo anteriormente expresado existen incontables casos de mujeres que posibilitan situaciones lamentables como la recién presentada y que se hizo viral en los medios de comunicación y redes sociales cuando la senadora Layda Sansores San Román, besa la mano del Presidente Nacional de Morena y candidato de su partido a la Presidencia de la República Mexicana por tercera ocasión.

Tal vez hubiera pasado desapercibo para propios y ajenos este acto de sumisión vergonzosa si otra mujer lo hubiera hecho. Pero esta senadora que siempre ha hecho gala de su empoderamiento femenil al más alto nivel. Ella increpa a quién se le antoja, o considera propicio el momento para hacerlo notar o demostrar de qué material está hecha, ella presume con lujo de detalle  su superioridad que considera indiscutible. Acusa,  juzga, despotrica, señala como la jueza más capaz, más ética, hasta llegar a considerarse la más sublime, para descender al nivel de besar la  mano de un mortal. En fin cada quien es responsable de sus actos y conductas asumidas.

 

Nació en Campeche, hija de Carlos Sansores Pérez, Gobernador del Estado de Campeche de 1967 a 1973 por el PRI, fue senadora, diputada federal dos veces  y en 3 ocasiones candidata a gobernadora de Campeche, actualmente es senadora plurinominal para el período 2012-2018 por el Partido Morena.

Psicóloga por la UNAM y maestra normalista por la Escuela Nacional de Maestros, fue militante del PRI, en el que se desempeñó en diversos cargos por este Partido, fue designada diputada plurinominal en la LV lLegislatura de 1991-1994 y senadora por Campeche en las Legislaturas LVI y LVII de 1994 a 2000.

Candidata del PRD, el 10 de diciembre de 1996 renunció al PRI después de 30 años de militancia.

Cabe precisar que salida del PRD, apoyó a Vicente Fox, a raíz de diversos conflictos con el PRD en 2000. Ella promovió el voto útil a favor del entonces candidato presidencial Vicente Fox.

Al no obtener ni candidaturas, ni puestos públicos en las elecciones de 2000  se unió en 2001 a Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano), que la postuló a la gubernatura en las elecciones de 2003, quedando en tercer lugar.

En  2006 formó parte de la LX Legislatura como diputada plurinominal.

En 2012, fue coordinadora del Movimiento de Regeneración Nacional en su estado natal y fue candidata del Partido Movimiento Ciudadano a Senadora perdió, pero logró entrar a la LXII Legislatura por la lista nacional plurinominal.

Sansores anunció no formar parte ya de Movimiento Ciudadano y desde el 31 de marzo de 2014 se integró a la bancada del Partido del Trabajo (PT) en el senado.

Después de la renuncia a Movimiento Ciudadano, se unió al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el cual la postuló como candidata a Gobernadora en Campeche en 2015, misma que nuevamente perdió.

Para concluir:  tal vez surja la pregunta del ¿por qué, estas referencias?. Porque de todas estas situaciones presentadas se derivan acciones en ocasiones poco o casi nada entendibles en un contexto político y social que debiera ser diametralmente opuesto.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *