EL IMSS BCS RECOMIENDA CONSUMIR PESCADOS Y MARISCOS FRESCOS TODO EL AÑO

La Paz, BCS.- Durante la presente temporada de cuaresma, se acostumbra consumir con mayor frecuencia pescados y mariscos, alimentos altamente nutritivos ya que favorecen el desarrollo cerebral, la presión arterial y la frecuencia cardiaca; además de proporcionar al organismo ácidos grasos Omega 3 que reducen los factores de riesgo en enfermedades cardiovasculares.

Así lo comentó la supervisora de Nutrición y Dietología Dietética del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Baja California Sur, licenciada Rocio Isabel Ramírez Obeso, quien además resaltó que los pescados y mariscos son fuente de proteínas que reducen el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, depresión y declive mental por la edad.

Debido al valor nutrimental que aportan, indicó es altamente recomendable incluirlos en la dieta al menos tres veces por semana; no sólo en tiempo de Cuaresma, sino todo el año, a fin de que puedan aprovecharse al máximo sus beneficios.

Sin embargo, señaló, durante la temporada de calor se debe tener mayor cuidado con los alimentos marinos, ya que son productos perecederos, y en caso de ser ingeridos en condiciones inadecuadas, pueden provocar enfermedades gastrointestinales, como salmonelosis o diarrea, así como graves intoxicaciones.

Por lo general se recomienda que al prepararlos sean cocinados al vapor o a la plancha y evitar consumirlos crudos, para prevenir cualquier tipo de reacción negativa, destacó.

Resaltó que es muy importante adquirir el producto en comercios establecidos y que cuenten con las medidas higiénicas y de refrigeración, que presente un buen color, textura firme y que no tenga mal olor (parecido al amoniaco).

Agregó que la forma más segura de consumir pescados y mariscos es preparándolos en casa, pero en caso de hacerlo fuera, se deberá verificar la higiene del establecimiento donde se venden estos productos, sobre todo en caso de pedirlos crudos, como el ceviche.

La especialista refirió que en caso de presentar síntomas como vómito, diarrea, pérdida de apetito, náuseas o malestar en general, deberán acudir de inmediato a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para consultar al médico y recibir el tratamiento adecuado.

Cuida tu salud, recuerda… más vale PrevenIMSS.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *