EN LAS GARRAS DEL PUMA SI NO PUEDES CON TU ENEMIGO ¡UNETE A ÉL!

Por Pedro Juárez Mejía

 

Que tal mis queridos verdugos de este bello Estado. Antes de continuar con esta columna, les deseo un feliz año 2018, en compañía de sus seres queridos.

Entre los sabios dichos que se manejan en el folclor mexicano, existe uno que al texto dice:

“Si no puedes con tu enemigo, ¡Únete a él!  

Trajimos a colación este dicho, porque es del dominio popular que el gobierno del Estado, que encabeza Carlos Mendoza Davis, no puede con la ola de violencia que afecta a Baja California Sur, la cual se recrudeció durante su administración estatal.

Es un hecho indiscutible, que el crimen organizado tiene de rodillas al Gobernador Carlos Mendoza, quien ya no sabe qué hacer para detener las ejecuciones, los asesinatos, los delitos de alto impacto que constantemente se registran en la media península.

A tal grado es la ineficiencia del gobierno estatal, que ha culpado a la ciudadanía de los asesinatos, de las matanzas; ha culpado a los medios de comunicación y ha culpado a toda aquella persona de los diferentes sectores de la sociedad sudcaliforniana, que le hace serios señalamientos.

En varias ocasiones, el Gobierno del Estado le ha pedido a la ciudadanía, a la crítica, propuestas de solución, no señalamientos donde exhibe la ineficiencia de su administración estatal.   

Es por ello, que a través de este medio, le hacemos una propuesta al Gobierno del Estado, para que se detengan los asesinatos, las ejecuciones y los delitos de alto impacto.

Como el crimen organizado ya rebasó y por mucho al gobierno estatal, sería conveniente que Carlos Mendoza, convoque o procure una reunión con los barones de la droga, con los líderes de los carteles que se disputan las plazas de Baja California Sur y negociar con ellos las plazas.

Cabe recordar que en la historia delictiva de los Estados Unidos, en la época de las mafias, de los grandes capos, Charles “Lucky” Luciano (considerado el padre del crimen organizado estadounidense) tuvo la visión de reunir a todas las familias de la mafia, para conformar el llamado Sindicato Nacional del Crimen, donde se repartieron los territorios, las plazas de ese país.

Al negociar las mafias, se vivió en los Estados Unidos una década de paz, toda vez que no hubo sangrientos enfrentamientos entre las familias que operaban en ese entonces; hubo paz y prosperidad.

Al negociar con los distintos carteles que operan en la media península, Carlos Mendoza, podría pedirle al crimen organizado “el pago de piso” y con ese dinero, organizar y realizar, serios y constantes programas de prevención y rehabilitación, para no tener una juventud y una niñez drogadicta. De los males, el menos peor.

Al negociar con los distintos carteles que operan en la media península, Carlos Mendoza, podría pedirle al crimen organizado, el cese inmediato de las ejecuciones. Con ello, el pueblo sudcaliforniano viviría más tranquilo al saber, que ya no habría asesinatos y por ende, daños colaterales.

Algo tiene que hacer el gobierno estatal, para detener tantos asesinatos que se registran en la entidad sudcaliforniana.

SI NO PUEDES CON TU ENEMIGO ¡UNETE A ÉL!, esa sería nuestra propuesta.

 

 Y recuerden queridos lectores, ahí les dejo mi reputación para que la hagan garras…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *