Propóngase no pasar demasiado tiempo sentado

De la redacción.- Pasar horas sentado cada día podría aumentar el riesgo de una muerte temprana, independientemente de cuánto ejercicio haga, advierten unos investigadores.

En un nuevo estudio, las personas que pasaban más tiempo sentadas tenían el doble de riesgo de fallecer en un periodo de 4 años que las personas que pasaban la menor cantidad de tiempo sentadas. Pero hacer una pausa cada 30 minutos para ponerse de pie y caminar un poco podría ayudar a reducir el riesgo, señalaron los autores del estudio.

“Lo más preocupante es que me gusta hacer ejercicio en la mañana y creo que con eso es suficiente, pero además del ejercicio debería también tener cuidado de no ser sedentario durante periodos largos durante el día”, apuntó el investigador Keith Díaz, científico investigador asociado en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Se trata de algo más que el ejercicio, dijo Díaz. “Hay que hacer más. Hay que moverse, hay que ponerse de pie con frecuencia y acabar con los hábitos del sedentarismo si se desea tener el riesgo más bajo de morir”, explicó.

Muchas personas pasan hasta 10 horas al día sentadas, anotó. Estudios anteriores que han reportado un vínculo entre estar sentado y una muerte temprana han dependido de que las personas informaran a los investigadores de cuánto tiempo al día pasaban sentadas. Pero este nuevo estudio en realidad midió el tiempo que pasaban sentadas usando un acelerómetro ubicado en la cadera que rastreaba el movimiento, y lo correlacionó con el riesgo de morir a lo largo del periodo del estudio.

Pero Díaz advirtió que este estudio solo muestra una asociación entre estar sentado y un mayor riesgo de muerte prematura. No puede probar que estar sentado provoque el riesgo, debido al diseño del estudio.

No se sabe exactamente cómo estar sentado durante periodos prolongados podría relacionarse con un aumento en el riesgo de muerte prematura, añadió.

“Hay evidencias que sugieren, pero no prueban, que quizá se trate de la forma en que nuestro cuerpo maneja el azúcar en la sangre”, dijo Díaz.

“Creemos que es a través de algún tipo de vía diabética. Cuando nuestros músculos están inactivos, no usan el azúcar de la sangre, y ahora sabemos que el azúcar en la sangre puede tener consecuencias terribles en nuestro cuerpo. Se cree que un mal control del azúcar en la sangre es una de las formas en que estar sentado aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca o muerte”, dijo.

Pararse del escritorio y caminar un poco durante unos minutos cada media hora podría ser un cambio conductual importante que quizá reduzca el riesgo de muerte prematura, sugirió Díaz.

El informe aparece en la edición en línea del 11 de septiembre de la revista Annals of Internal Medicine.

El Dr. David Alter, profesor asociado de medicina en la Universidad de Toronto, dijo que “todavía no sabemos cuáles son las soluciones ideales para remediar los riesgos asociados con la conducta sedentaria”.

No se trata solo de evitar la conducta sedentaria ni los periodos largos de conducta sedentaria, comentó Alter, autor de un editorial publicado junto con el estudio en la revista.

“Quizá conlleve una combinación de ejercicio, actividad ligera y pausas frecuentes para moverse”, planteó.

Lo que es casi seguro es que la solución requerirá que las personas controlen su activad e inactividad, dijo Alter.

“Como en las estrategias para perder peso, deberemos monitorizar cuánto tiempo pasamos sentados, moviéndonos y haciendo ejercicio de una forma mucho más deliberada de lo que quizá creíamos”, dijo Alter.

En el estudio, Díaz y sus colaboradores revisaron los datos de casi 8,000 adultos de EE. UU. de a partir de 45 años de edad que habían participado en un estudio anterior. Los participantes usaron un monitor que rastreó cuánto tiempo pasaban sentados.

Los investigadores encontraron que en las 16 horas de vigilia de un día, los participantes pasaban poco más de 12 horas sentados. El promedio fue de 11 minutos a la vez.

Durante un seguimiento promedio de cuatro años, murieron 340 participantes.

Pasar más tiempo sentado durante periodos más largos aumentó el riesgo de una muerte precoz, independientemente de la edad, el sexo, la raza, el peso o la cantidad de ejercicio, encontraron los investigadores.

Los que tuvieron el riesgo más bajo de fallecer fueron los que no pasaban más de 30 minutos sentados a la vez, mostraron los hallazgos.

“Si tenemos que estar sentados durante periodos prolongados (más de 30 minutos a la vez y muchas horas al día) más de 12 horas al día, nuestro riesgo de fallecer es alto”, advirtió Alter.

“Ese riesgo se reduce si hacemos ejercicio durante al menos 150 minutos por semana, pero no desaparece del todo”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *